0

En 1987 se dicta la ley 23.515 por la cual se permite que los que estuvieran separados de hecho se divorcien sin necesidad del consentimiento del otro. Bastaba demostrar que se habían separado hacía más de dos o tres años. Si se demostraban dos años de separación, el divorcio no autorizaba a contraer nuevo casamiento, pero si eran más de tres, sí lo autorizaba. Se establece también que el divorcio por culpa de alguna parte permite casarse de nuevo.




Agregados recientemente

¿Tenés un relato para contar?

Formá parte de la mayor comunidad en Latinoamérica que construye los relatos de la Historia.

Relatos más escuchados

Relatos más escuchados

Boca 1 vs. Milan 1

Julio 2015

Boca 2 vs. Real Madrid 1

Julio 2015